Piernas biónicas

El aparato creado por Rex Bionics puede sustituir en el futuro las sillas de ruedas. Los médicos que atienden a personas con parálisis elogian el equipo robótico. Una empresa de Nueva Zelanda da nuevas esperanzas a muchas personas que no tienen la movilidad adecuada después de dar a conocer al mundo las primeras piernas robóticas [...]

Sensores que miden actividad cerebral mueven brazos robóticos

Una nueva técnica, no invasiva, ha logrado reproducir sin riesgos los movimientos de la mano mediante la lectura de la actividad cerebral, un sistema con el que se podría operar un brazo robótico o una silla de ruedas motorizada. La actividad neuronal “se puede utilizar para reconstruir los movimientos de la persona”, explicó José Contreras-Vidal, [...]

Piden que las prótesis sean gratuitas

La Asociación Nacional de Protésicos Dentales Autónomos (Aprodenta) va a solicitar al ministerio de Sanidad que incluya las prótesis dentales dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social con el fin de que toda la población pueda acceder a ellas a unos precios muchísimo más bajos o, incluso, a coste cero. Así, esperan que [...]

Prev 1 2 3 4 Next

Piernas biónicas

El aparato creado por Rex Bionics puede sustituir en el futuro las sillas de ruedas. Los médicos que atienden a personas con parálisis elogian el equipo robótico.

Una empresa de Nueva Zelanda da nuevas esperanzas a muchas personas que no tienen la movilidad adecuada después de dar a conocer al mundo las primeras piernas robóticas para los discapacitados.
Rex, un exoesqueleto robótico, fue diseñado para apoyar y ayudar a las personas que suelen utilizar sillas de ruedas, lo que les permite pararse, caminar y navegar por los pasos y las pistas.
Little Richard y Robert Irving, fundadores de Rex Bionics, la empresa que desarrolló las piernas, dicen que ofrecerán una gama de opciones que actualmente no están disponibles en ningún otro lugar del orbe.

“Nuestras dos madres se encuentran en sillas de ruedas, por lo que estamos al tanto de algunos de los obstáculos y los problemas de acceso que enfrentan muchos usuarios de estos accesorios”, comentó Little Richard en una entrevista al periódico The Sun.

Los médicos también elogian el desarrollo, abundó el ingeniero neozelandés.

“Para muchos de mis pacientes, Rex representa la primera vez que son capaces de ponerse de pie y caminar durante años”, dijo Richard Roxburgh, un neurólogo y médico asesor de la Asociación de Distrofia Muscular en Auckland.

“También tiene probabilidades de mejorar la salud a largo plazo y la calidad de vida, ya que permite la reducción de complicaciones propias de estar en una silla de ruedas todo el tiempo”, abundó el doctor.

El aparato fue probado por primera vez el 16 de julio pasado por Hayden Allen, un jóven de 26 años a quien hace cinco le dijeron que no iba a volver a caminar.
El costo inicial de Rex se estima en 100 mil libras, cuando salga a la venta el próximo año a escala global, y este año en Nueva Zelanda, donde estará disponible a un precio inferior.

 

Honda se supera con su ASIMO

Sensores que miden actividad cerebral mueven brazos robóticos

Una nueva técnica, no invasiva, ha logrado reproducir sin riesgos los movimientos de la mano mediante la lectura de la actividad cerebral, un sistema con el que se podría operar un brazo robótico o una silla de ruedas motorizada.

La actividad neuronal “se puede utilizar para reconstruir los movimientos de la persona”, explicó José Contreras-Vidal, autor principal del estudio publicado hoy en la revista “The Journal of Neuroscience”.

Hasta ahora, los únicos métodos capaces de reconstruir el movimiento humano habían sido de tipo invasivo, los cuales requieren la implantación de electrodos dentro del cerebro a través de cirugía y suponen riesgos como la incompatibilidad biológica con el material y la pérdida de señales causada por el movimiento de los electrodos.

“La técnica no invasiva propuesta -basada en el electroencefalograma- no presenta estos riesgos y, por tanto, aumenta la potencial aplicación clínica a un número mucho mayor de personas, incluyendo niños y personas de edad avanzada”, indicó Contreras-Vidal.

Para su investigación, el neurocientífico de la Universidad de Maryland (Estados Unidos) y su equipo colocaron varios sensores en la cabellera de cinco voluntarios para grabar su actividad eléctrica cerebral por medio de un electroencefalograma (EEG).

Los científicos emplearon un aparato portátil con varias extensiones y nueve botones que permiten registrar la acción del paciente.
Cada voluntario debía pulsar, primero, un botón central y, a continuación, dirigir su mano hacia cualquiera de los otros ocho botones situados en los lados, pulsarlo y repetir diez veces esa acción.
Una vez terminada la prueba, los investigadores trataron de descodificar las señales y reconstruir los movimientos en 3D realizados voluntariamente por los participantes con su mano.

Los resultados del estudio mostraron que la actividad cerebral registrada desde la superficie de la cabeza contiene información suficiente para reconstruir los movimientos de la mano, lo que permite controlar brazos robóticos u ordenadores y se conoce tecnología de interfaz cerebro-máquina.

En concreto, uno de los 34 sensores utilizados proporcionó la mayor parte de la información más precisa y correspondió al que se había situado sobre una región del cerebro asociada al movimiento voluntario.

Aunque “la técnica no se ha aplicado a pacientes todavía, tenemos intención de emplearla para pacientes con derrame cerebral y discapacitados”, afirmó Contreras-Vidal, que se refirió además a su intención de aplicarla “a personas de edad avanzada con el fin de entender los efectos de la vejez en el control del movimiento”.
El descubrimiento podría contribuir además a la mejora de sistemas ya existentes con el fin de que personas sin posibilidad de moverse puedan, por ejemplo, controlar el cursor del ordenador a través de sus pensamientos.

Piden que las prótesis sean gratuitas

La Asociación Nacional de Protésicos Dentales Autónomos (Aprodenta) va a solicitar al ministerio de Sanidad que incluya las prótesis dentales dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social con el fin de que toda la población pueda acceder a ellas a unos precios muchísimo más bajos o, incluso, a coste cero. Así, esperan que el Gobierno recoja esta iniciativa como una medida social urgente, puesto que el 86% de ancianos carece de todos los dientes o parte de ellos y necesita llevar prótesis dental, según muestra un estudio realizado por la Fundación Dental Española y Colgate sobre los hábitos de higiene dental de la población.
“Actualmente los calzados ortopédicos, audífonos o prótesis de miembros superior e inferior están incluidos en el catálogo de prestaciones, por lo que es difícil entender cómo hasta ahora las prótesis dentales no han sido financiadas también con cargo al Sistema Nacional de Salud pese a su gran demanda social”, indicaron.